• Carlos Monsalve

Exposición itinerante de Carlos Monsalve 2003

Actualizado: 8 de ene de 2019


INAUGURACIÓN DE EXPOSICIÓN ITINERANTE DE CARLOS MONSALVE


El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República del Ecuador concretamente la Dirección General de Promoción Cultural, promoviendo el arte y la cultura de nuestro país. Promivio la exposición intinerante por toadas las Americas. América del Norte, Centro America y América del Sur,


En su primera etapa visito. Québec Canada, Chicago, Washington DC Miami, Mexico, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras. El Salvador Guatemala.

En su segunda etapa visitó Colombia, Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, bolivia, Perú, Brasil y Ecuador.






Esta compuesta de 63 obras entre grabados y serigrafías de los mas diversos temas, que abarcan los inicios del artista hasta sus mas nuevas creaciones.


La exposición en mención recoge varias facetas de la obra del artista. Se encuentran faunos y otros personajes mitológicos interactuando con bellas féminas. Sean desnudos, caballos o músicos, en sus creaciones podemos advertir el convivir en medio de animada lírica de los más curiosos personajes, emergidos de mágicos mundos a los que nos transporta ese talentoso artista lo que ha sido apreciado no sólo por el público del Ecuador, sino que ha recibido valiosas críticas de los países por los cuales ha recorrido esa muestra.


La tarea y dedicación del artista con las diversas facetas estéticas y matices del arte le han permitido lograr una obra reconocida a nivel internacional.


El critico de Arte Marco Antonio Rodríguez escribió a propósito del grabado de Monsalve y sobre esta exposición:

“Materia y mano: las dos sustancias del grabado. El verdadero grabador comienza su obra en un sueño de la voluntad. Con su ánima blanca el papel azuza a su mano a una perpetua emulación de la finura. La materia, entonces, se torna en el primer antagonista de este poeta de la mano. Pero él sabe que el grabador es un trabajador incesante, solo eso: ¡qué más…! “Mas que cualquier otro poema –nos dice Bachelard- el grabado nos remite al trabajo…”. Así es.

Reflexionando materialmente los grabados de Monsalve se hallará el ejercicio benéfico de sus manos engrandecidas por los sueños de la voluntad. El producto fundamentalmente estético no vela el trasfondo del arduo trabajo, las disputas con la materia: ácidos, metales, aceites, barnices, zinc…. El grabado no se ve, se reacciona, genera imágenes que despiertan todos nuestros sentidos.


El grabado no miente ni finge. No puede. (Monsalve por lo demás, es demasiado auténtico como para abordar este género con postizajes). Su otro secreto es el movimiento. Transcritas inactivamente, las solas formas harían del grabador un pintor encogido. Pero el grabador brioso –sabiduría y fuerza son ejes del grabado de nuestro artista-, acarrea volúmenes, impele gestos, domina la sustancia, concede a cada forma su energía, su propio ser dinámico. La maestría de Monsalve insufla de movimiento a todos y cada uno de los elementos de sus grabados. Y lo logra sin vacilaciones ni retoques. De su mano entonces, salen rostros graves, inescrutables; o caballos majestuosos; o intemporales desnudos de mujer; o, por fin: musiqueros, damiselas, faunos, personajes todos trabajados con líneas sugeridoras opuestas a la folclorización o a la caricatura, por ello, integrando las diferentes temáticas, se universalizan. Y de su mano ingresamos a uno de los grabados más bellos y hondos de nuestro tiempo.”

0 vistas
SELLO fondo transparente.png

© 2019 TIUA studio

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube